¿Qué sucederá ahora con las viviendas pequeñas sin terraza ni balcón?

En Inmobiliaria Moralzarzal sabemos que más balcones, más terrazas y más espacios abiertos. El miedo al encierro ha calado de forma espectacular en las personas, cambiando los hábitos de consumo de los españoles. La vivienda que se demanda en pandemia huye de los espacios pequeños con buena situación y se decanta por la comodidad que ofrece un espacio, que no solo es de pernocta sino también de convivencia e incluso de trabajo.

Una situación, que, con el fin de la pandemia, podría revertirse, aunque estas preferencias han tenido mucho calado en los compradores. “La situación tenderá a estabilizarse si se pasa la pandemia, porque después de este acontecimiento las cosas poco a poco volverán a su cauce y la demanda ira adaptándose a otras necesidades que van apareciendo en el futuro”, explica Valentín Rodríguez Alonso, vocal del Consejo General de COAPI España.

En Inmobiliaria Moralzarzal sabemos que en opinión de Rodríguez, las viviendas sin espacios abiertos serán demandadas por “inversores que las adquieran para integrarlas en el mercado de alquiler” y por particulares que las vayan a usar como primera vivienda. El experto apunta a que, “debido al coronavirus y la caída del turismo”, habrá un trasvase del alquiler turístico al alquiler residencial. “Este trasvase será transitorio y dependerá de las dinámicas de evolución de la pandemia”, señala.