En la actualidad vivimos en un mundo en el que estamos interconectados y donde tener acceso a internet se ha convertido en algo tan indispensable como fundamental (ya sea por motivos de trabajo u ocio). Para la mayoría de nosotros, es muy importante contar con un servicio que sea fiable, funcione bien y que no te deje colgado en mitad de las tareas que estés realizando.

La necesidad de tener conexión a internet se vuelve una realidad cuando estamos hablando de segundas residencias. Todas aquellas personas que tienen segundas viviendas, ya sea una casa en su pueblo, en la playa donde veranea o en la montaña también quieren estar presentes en el entorno digital durante su estancia en dichos lugares.

Todo lo que debes saber antes de contratar internet en tu segunda residencia

Contratar fibra en una segunda residencia es importante si queremos estar conectados durante el tiempo que estemos alojados en ella, pero antes de dar este paso, conviene saber el periodo de tiempo que se suele pasar en ella a lo largo del año para saber qué servicio compensa más contratar.

El tiempo que vas a pasar en dicha residencia es importante porque no es lo mismo contratar internet durante unos meses, unas semanas o todo el año. Por ejemplo, si pasas en ella los tres meses de verano y también otros periodos vacacionales existentes a lo largo del año o los fines de semana, sí te saldrá rentable contratar una tarifa de fibra para esa casa. Pero si por el contrario, tan solo la habitas durante algunas semanas a lo largo del año porque sueles ir a más destinos cuando estás de vacaciones, quizás no te sea necesario contratar una tarifa específica para dicho hogar y te sirva con utilizar un router 4G o, directamente, hacer Tethering.

¿Qué es el Tethering?

Esto es la acción que realizamos cuando estamos compartiendo los datos móviles de nuestro teléfono a otro dispositivo, ya sea otro móvil, ordenador, tablet…

Básicamente, es cuando usamos nuestro smartphone como una especie de wifi portátil o router, por la cual el resto de dispositivos pueden conectarse a esa red gracias a la tarifa de datos con la que cuenta el móvil.

Para que esta acción se pueda llevar a cabo sin problemas, es aconsejable que el teléfono móvil tenga contratada una tarifa de datos ilimitados, ya que los dispositivos conectados van a consumir los datos de éste y para poder usarlo sin sufrir problemas de conexión o sin que éstos se consuman rápidamente, es la mejor opción.

Contratar una tarifa con datos móviles ilimitados hoy en día no es algo imposible ni tampoco muy costoso, y de hecho, hay muchas compañías que lo ofrecen en sus paquetes convergentes. Si esta opción te interesa y quieres solicitar más información, puedes mirar las tarifas que hay disponibles por parte de las compañías y llamar a sus teléfonos de atención al cliente, por ejemplo, aquí te facilitamos el teléfono gratuito de Vodafone.

Si no tienes datos ilimitados contratados en tu tarifa, otra opción es llamar a tu propia compañía y preguntarle qué opciones tienes como cliente o qué ofertas hay disponibles para aumentar tu los datos de tu tarifa sin pagar mucho más dinero.

Es la mejor opción si vas a pasar periodos cortos de tiempo a lo largo del año en tu segunda residencia, ya que de esta manera tendrás un acceso a internet que funciona bien y te ahorrarás el pagar una factura de más cada mes para un servicio que apenas usas.

Las mejores ofertas para contratar fibra en tu segunda residencia

Para aquellos que usan sus segundas residencias para habitarlas durante varios meses, fines de semana u otros momentos a lo largo del año, es aconsejable contratar una tarifa de internet para dicha vivienda.

Lo más recomendable es optar por una tarifa que sea económica, y a poder ser, sin que ésta tenga permanencia. De esta forma, si solo pasas en dicha residencia los tres meses de verano a lo largo de todo el año, podrás darte de baja sin problema, sin pagar penalizaciones y además te ahorrarás pagar dicha factura el resto de los meses en los que no vayas a habitar la casa.

Los usuarios que vayan a contratar internet en sus segundas viviendas, por norma general, van a poder disfrutar de grandes descuentos, aunque para ello, en su residencia principal deben tener todos los servicios de internet contratados con una compañía.

Los usuarios que quieran contratar internet en su segunda vivienda y aquellos que en su vivienda principal tengan todos los servicios de internet contratados con una misma compañía, pueden ponerse en contacto con ésta y comentar el tipo de internet que se quiere contratar en la segunda residencia, ya que normalmente las operadoras tienen grandes descuentos para este tipo de personas.

Cualquiera de estas cuatro opciones mencionadas es aconsejable si quieres contratar internet en ambos domicilios (tanto principal como secundario) de una manera estable.

Internet sin permanencia para segundas residencias

Como ya se ha mencionado a lo largo del artículo, optar por una opción sin permanencia a la hora de contratar la tarifa de internet en una segunda vivienda es una de las mejores opciones, ya que sólo de esta manera podrás cancelar el servicio cuando quieras sin que la compañía te cobre una penalización por ello.

Si has encontrado una tarifa que no esté sujeta a permanencia, y pasados los meses en los que habitarás la casa vas a proceder a darte de baja del servicio, debes saber que si no devuelves el router al irte, la compañía te va a cobrar una penalización por ello.

Optando por hacer las cosas de este modo, podrás disfrutar de una conexión a internet estable durante los meses que habites dicha vivienda y contarás con la facilidad de darte de baja y dejar de pagar el servicio en cualquier momento.

Actualmente, las mejores tarifas de internet sin permanencia las encontrarás en estas compañías:

Siendo la opción de Vodafone la más económica, ofreciendo la misma cantidad de Mb.

Fuente: Selectra.