Azora entra en pérdidas por la caída de valor de sus activos

En Inmobiliaria Moralzarzal sabemos que la gestora de inversiones inmobiliarias y eólicas Azora Capital ha visto impactado su resultado por la crisis del Covid. La compañía liderada por Concha Osácar y Fernando Guzumio registró en 2020 unas pérdidas de 15,28 millones de euros frente al las ganancias de 64,16 millones del año anterior. Azora destaca de su último ejercicio que se ha centrado en definir, estructurar y ejecutar nuevas estrategias de inversión, captando 680 millones de euros de capital para acometer inversiones con su nuevo vehículo hotelero paneuropeo. Con este fondo ha realizado varias compras en, por ejemplo, Gerona y Portugal.

El resultado de explotación también es negativo, 9,2 millones de euros de pérdidas, frente a los 22,7 millones positivos del año anterior. En total, las pérdidas atribuidas a la sociedad dominante alcanzan los 12,39 millones frente a los 60,7 millones de beneficio de 2019. Con el objetivo de reforzar la liquidez, el Grupo acordó con las entidades financieras de los prestamos asociados a los hoteles en propiedad la modificación del calendario de pagos, la extensión del vencimiento y distintas modificaciones en el cumplimiento de los compromisos financieros tanto para el ejercicio 2020 como para el 2021.

En Inmobiliaria Moralzarzal sabemos que la compañía, que gestiona más de una treintena de sociedades inversoras, logró en 2020 unos ingresos de 37,65 millones de euros, un 15% menos que en el ejercicio anterior. Del total facturado, la gran parte (30,18 millones) proceden de sus negocios en España, seguido de Inglaterra y Estados Unidos. La gestora que puso en marcha la Socimi Hispania cuenta actualmente con una cartera inmobiliaria valorada en 63,6 millones de euros, casi siete millones de euros menos que el año anterior. Al cierre del último ejercicio, el grupo decidió cancelar el proceso de venta de un activo en Europa que tenía en marcha.